Wednesday, May 02, 2007

"...es violento de verdad"

Avenida Mata suele ser una vía asfaltada de gran movimiento (máquinas y hombres, a pie o en vehículos) cualquier lunes de cualquier semana, de cualquier año. Mas, este Lunes 30 de Abril, vísperas del Día más contradictoriamente celebrado como es el del trabajo, la cosa estaba lenta. Las botillerías que abrían sus puertas estaban no muy bien abastecidas y una fuente de Soda mostraba sus pisos de rojo encerado más brillante de lo corriente por la falta de parroquianos. En este ambiente de quietud (la calma antes de ninguna tormenta realmente) seres en escaso número se movían en torno a los alrededores de uno de los afluentes de Matta Avenue. Calle Lord Cochrane(Mercenario para ser riguroso, aunque un alto personaje prefiere llamarlo mas suavemente Lord Coltrane, cosa que no comparto por la naturaleza no reconocida del titular de la calle) acogía en uno de sus inmuebles a quienes iban llegando enganchados mas por la amistad que por la temática a tratar y por lo que sería visto y escuchado.
Los numerados invitados apenas llegaban iban destapando sus botellas de variadas graduaciones alcohólicas, siendo saludados por los anfitriones y mirando la mesa con cubierta negra que se extendía majestuosa y que exhibía material en papelería, discografía y bellos trabajos sobre algodón estampado, asi como la observación de cachivaches tales como amplificadores, baquetas, cosas de cuerdas y demáses que se apilaban en el lugar, que ya imaginarán no era otra cosa que una sala de ensayo(pésimo nombre para lo que realmente hacen por lo menos un par bandas que allí se congregan).¿De que trataba la mierda que se relata y que mezcló a seres en ese lugar y en ese poco usual día? “25 años sin Lester Bangs” era la divisa. A eso de un cuarto para las 22 horas, el barbado personaje que responde al nombre de Julio Cortés(Metal Gurú en la leyenda) secundado por King Gordo(para el Estado y la iglesia, Ricardo Vargas) toma su posición en la mentada mesa , acometiendo con un monólogo bien ponderado, muy explicativo y de gran dominio sobre el crítico de rock que partió de este mundo hace más de dos décadas, dejando en claro sus puntos de vista sobre el artículo traducido de buena fe por el mismo, "Free Jazz Punk Rock "(1)que Bangs escribió un año antes de morir y que ha quedado demostrado ser unos de sus escritos más importantes(ojala valorado por pocos y lejos del ojo mercantil de los medios de masa). Vargas sin querer ser menos y con su tono siempre afilado y desafiante, da lectura a un manojo de papeles escritos de puño y letra por el mismo sobre el homenajeado (mala palabra a falta de otra mejor), que sin redundar demasiado, apuntaló las ideas y dejo a quienes no habían tenido acercamiento alguno a Bangs con ganas de profundizar en él(o por lo menos con algunos rudimentos para jactarse que se le domina y conoce hace mucho). Terminadas las ponencias de los personajes, era el turno del complemento al homenaje(a esa hora el finado norteamericano se revolcaba en su tumba estrepitosamente) y la primera pata la ponía el trío llamado Sexpol. Arrancados como hijos bastardos pero orgullosos del doctor Wilheim Reich (pacientes mejor dicho), comunistas duros, fanáticos de Flipper y descaradamente amateurs, se toman los instrumentos y comienza la refriega. No sabiendo(ni pudiendo) hacer nada distinto a lo que llevan consigo, golpearon alrededor de veinte minutos con una larga suite ruidosa que mostró pinceladas(brochazos toscos en efecto) de lo que se conoce como “Art Brut”, conjunto de grabaciones efectuadas en Enero y que en forma de CDR se encuentra disponible. Free Punk incendiario: Libertad sin toma de razón, viscerales golpes rítmicos, saxofón violento y errores no forzados pueden ser un buen resúmen de su presentación (la primera desde su formación en Diciembre del año recién pasado) que a decir de uno de los espectadores “me erizaron los pelos como hace mucho no me pasaba con una banda”. Veronique(bajo/voz) Metal Gurú(guitarra/saxo) y Juando Pado(batería) habían tenido su bautismo de fuego. La fusión explicada por Bangs probó ser de alto octanaje.(2)
Sorbos más, sorbos menos, caños más(no se podría decir de menos la verdad, porque hubo buena provisión de la sativa), ya soltadas las lenguas, risotadas fáciles, palabras golpeadas y hora mas avanzada, le toca el turno a la banda que para quién garabatea estas líneas, es la mejor que se pueda encontrar por estos lados.
Pollo Pemucano en los tarros, King Gordo en la eléctrica y Metal Gurú en las cuatro cuerdas(a esas alturas ¿era un homenaje a Julio Cortés o a Lester Bangs?) no dejaron a nadie indiferente. La solidez de la base rítmica bajo/batería siempre impresiona, artillería pesada tirando las salvas certeras para que King Gordo avance con la guitarra afilada para tomar por asalto a cualquiera que los observe. Y sí, ver a Fracaso en vivo es una experiencia impresionante. Se escucharon Mono Culiado y Osama Way of Life, clásicos para fanáticos pocos tocados y que fueron aplaudidos y vitoreados por los miembros de Sexpol entre el público, mas bien escaso, pero ampliamente receptivo.”Acéfalo” era el trabajo que estaba esa noche en presentación en formato de single CDR sobre la nutrida y ya comentada mesa negra, y del cúal lo mostrado en vivo demuestra que la banda llamada “trio de mierda”, tiene municiones para rato. Un par de hits más y King termina saboreando con la lengua la guitarra rosada que le tocó torturar esa noche (incluso con un candado), vertiéndose un vaso de cerveza casi vacío sobre la cabeza (que más que acto heroico de rockstar resultó un mal chiste) y con Cortés y Pemucano sólidos hasta el último aliento.(3)
Luego de eso, y como corolario, se produjo una jam espontánea entre los asistente y las bandas (odiosa diferencia, porque en efecto fue comunismo sonoro del más alto calibre) que duró bastante rato(mantenida siempre por el entusiasmo encantador de la camarada Veronique), entre más alcohol y drogas. Se cuenta que se vió a King Gordo homenajear tanto a Bangs (podría ser la versión anglosajona del apellido Vargas), que pasó a mejor vida por exceso de fermentados, momentos después de descolgarse la guitarra. Dicen que en un momento de la noche se vió a Metal Gurú molestando a Juando Pado, y que el primero exclamó luego de la ira del baterista que se tradujo en golpes e inproperios :"Juando es violento de verdad", no, si va a ser de mentira, como todo lo contado acá.






Más imágenes del evento en:http://www.flickr.com/photos/luckrecia/ cortesía de Andrea.

1.El texto completo se encuentra en la última actualización de este buen blog :http://punkfreejazzdub.blogspot.com/
2. Entendida la fusión de freejazz y punk rock, pero definitivamente cargado a lo último por la violencia desatada.
3.No fueron los relatados los únicos delirios escénicos de Vargas, también golpeó con el micrófono la cabeza de una buena amiga, Pablina, y arrojó una colilla encencida sobre Cata.